Hablar del cultivo de fresa en el mes de marzo es hacerlo de una plaga en particular: trips (Frankliniella occidentalis, principalmente). Estos pequeños insectos practican picaduras alimenticias en las flores de las fresas, que dan lugar a manchas herrumbrosas en los sépalos, muerte prematura de los estilos, e incluso, el aborto de las propias flores. En frutos van necrosando el tejido, que adquiere un aspecto cobrizo y sin brillo, lo que provoca una pérdida de su valor comercial.

El mayor problema para el control de trips en fresa es el escaso número de productos fitosanitarios autorizados, así como sus limitaciones de uso. De ahí que Orius laevigatus, su depredador más eficaz, sea prácticamente la única solución. Se trata de un antocórido que, tanto en larvas como en adultos, se nutre activamente de trips, aunque también pueden utilizar como fuente de alimento alternativo el polen y otros fitófagos como ácaros, pulgones y otros pequeños insectos.

Al igual que su presa, el Orius laevigatus prefiere detenerse en las flores, especialmente si éstas son ricas en polen. La longevidad del adulto depende de la cantidad y calidad de alimento, pero en condiciones favorables puede durar entre tres y cuatro semanas. En tales condiciones cada Orius laevigatus puede comer hasta 20 trips por día.

El equipo técnico de SP Soluciones Agrícolas recomienda efectuar sueltas repetitivas, de una o pocas unidades por metro cuadrado. Desde el momento en que se realice la primera observación de trips o incluso antes, en presencia de flores, con el fin de anticipar el desarrollo de las poblaciones de trips en los cultivos de fresa.

Control biológico de plagas

Las plantas, en su medio original, están protegidas de los parásitos por factores de control natural, algo que no ocurre en los sistemas de producción agrícola, ni siquiera en el ecológico. Por ello, los cultivos agrícolas están expuestos a la aparición continuada de enfermedades y plagas. Estas plantas no pueden defenderse por sí solas, pero la utilización recurrente de pesticidas tampoco es la solución definitiva, pues esta práctica ha dado lugar a la resistencia de numerosas especies a estos productos, a lo que se suma el efecto fitotóxico sobre la plantación.

En SP Soluciones Agrícolas apostamos por reconstruir y potenciar los mecanismos de control biológico de plagas introduciendo insectos auxiliares que las controlen de una manera más eficaz y limpia.