Combinan bases de cartón ondulado o papel, biodegradables al
100 %, con tapaderas de R-PET, plástico reciclado y reciclable.

La combinación de las tecnologías de ambas empresas reduce sustancialmente su tiempo de manipulación y su coste.

La empresa onubense SP Soluciones Agrícolas y su socio Indesla se han unido para solventar uno de los principales problemas de los envases de cartón para frutos rojos. “La necesidad de que las berries sean vistas por los consumidores en los puntos de venta entraba en confrontación con la sostenibilidad de las tarrinas y su manipulación”, explica José Manuel Pecero, director comercial de SP Soluciones Agrícolas.

Y la alternativa es la combinación de un soporte 100 % biodegradable, de cartón ondulado o papel, con una tapadera de R-PET, plástico ya reciclado y que puede volver a reciclarse. Las primeras las transforma Strong Pack, la división de envases de cartón y papel de SP Soluciones Agrícolas, mientras que las segundas las fabrica Indesla.

“Con esta sinergia no solo obtenemos envases sostenibles, también conseguimos acabar con las pérdidas de tiempo en la manipulación de los mismos y seguimos siendo muy competitivos en precio”, añade Pecero, quien apunta que precisamente el coste y las dificultades en la manipulación son los principales inconvenientes que los productores de frutos rojos le ven a la oferta de envases sostenibles existente en el mercado hasta la fecha.

SP Soluciones Agrícolas e Indesla pondrán a la venta para esta campaña 2020/2021 cinco tarrinas diferentes, con capacidades desde los 125 gramos hasta 1 kilo, que pueden albergar, además de arándanos, frambuesas, fresas y moras, frutas de hueso, tomates o tomates cherry.