La plantación de la fresa en Huelva está a la vuelta de la esquina. Millones de plantas que necesitarán los máximos cuidados desde esta primera etapa del ciclo vegetal. Porque lo que sucede en el sistema radicular va a definir el crecimiento y la productividad del cultivo.

Conscientes de ello, el equipo técnico de SP Soluciones Agrícolas organizó el pasado jueves junto a su proveedor Seipasa la charla “Soluciones integradas para una agricultura de futuro”, a la que han asistido una treintena de técnicos procedentes de las principales empresas del sector de los frutos rojos de la provincia onubense.

El director del Departamento Técnico de Seipasa, Xavier Nacher, centró su exposición en Seiland, un bioestimulante enraizante que activa los procesos biológicos de raíces y suelo. Este producto estimula un denso, potente y ramificado sistema radicular que mejora la absorción y asimilación de nutrientes, al tiempo que activa la generación de nuevas raíces para superar el estrés que pueden sufrir los cultivos de fresas. Y un sistema radicular ramificado, sano y vigoroso se traduce en un cultivo bien nutrido, resistente y fructífero.

Seiland es especialmente útil en determinadas variedades de fresa, como la Fortuna, que presenta problemas de enraizamiento por la debilidad de sus raíces y es muy sensible a enfermedades de cuello y raíz, como phytophthora, pythium, etc. Un dato importante teniendo en cuenta que esta variedad acapara la mayor parte de la confianza y predilección de los productores de Huelva. En 2018/2019 fue, por quinta campaña consecutiva, la más sembrada con un 39,4 %, según el estudio que realiza anualmente el grupo de fresa del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía.