El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (Mapama) publicó a principios de este año una resolución de autorización excepcional para el uso y la comercialización de productos fitosanitarios formulados a base de 1,3 dicloropropeno que repercutirá en la próxima campaña de frutos rojos en la provincia de Huelva, ya que alrededor del 80 % del sector utiliza este desinfectante en los suelos agrícolas.

La nueva normativa, además de especificar las dosis, los períodos autorizados para cada cultivo y las medidas preventivas que deben tomarse con este producto, precisa el tipo de plástico acolchado que debe ponerse en las plantaciones para minimizar las emisiones de los gases a partir de ahora. Concretamente, el Mapama regula que los únicos plásticos aptos para utilizarse en la desinfección con fumigantes compuestos de cloropicrina y 1,3 dicloropropeno son los VIF (virtualmente impermeable a los gases) y los TIF (totalmente impermeable a los gases).

A pesar de que esta resolución ha llegado de imprevisto a los campos de Huelva, SP Soluciones Agrícolas podrá proveer a los agricultores onubenses con varios tipos de plásticos que se ajustan a la misma gracias a su proveedor Agriplast. Se trata del Ecotif, un TIF diseñado para el uso de fumigantes cuando se requieren films totalmente impermeables; y de los VIF Ecobrom y Ecopic. La eficacia de todos ellos ya ha sido probada en otros países del mundo, donde la normativa se ha aplicado con anterioridad que en España.

Plástico acolchado negro de Agriplast

En el caso del Ecobrom, el grado de permeabilidad es muy inferior a 0,2 gr / m2 / h, lo que significa que es unas 300 veces menor si lo comparamos con la permeabilidad de los plásticos de polietileno. Gracias a su impermeabilidad virtual, Ecobrom permite reducir las dosis de gases hasta en un 50 %, con notables efectos positivos en la protección del medio ambiente sin perder eficiencia.

Por su parte, Ecopic es el nuevo plástico patentado por Agriplast compuesto por un VIF unido a un film acolchado perforado, lo que supone un ahorro en la mano de obra. Como en el caso del Ecobrom, el grado de permeabilidad es muy inferior a 0,2 gr / m2 / h.